lunes, 2 de mayo de 2011

COLA DE TORO

Esta receta la pillé de la tele (España Directo creo) y ya la he hecho dos veces con un resultado muy rico, así que os la paso a ver qué os parece y si os animáis a hacerla, espero que os guste.

Ingredientes (4 personas aprox):
- 1 rabo de toro (yo he utilizado en concreto 1 rabo de ternera de los que venden congelados en Mercadona).
- 1/2 pimiento rojo.
- 1 pimiento verde.
- 1 cebolla.
- 4 dientes de ajo.
- 2 zanahorias.
- 2 hojas de laurel.
- 1 vasito de vino blanco.
- 1/2 lata de tomate natural triturado.
- Unos 10 clavos de olor.
- Pimentón.
- 1 pastilla de caldo de carne.
- Sal y pimienta.
- Aceite.
- Azafrán o colorante (como siempre comento, infinitamente mejor lo primero, pero dependen de las posibilidades).


Preparación:

Ponemos un fondo de aceite en una olla ancha y baja, marcamos el rabo (previamente salpimentado) por todos lados, hasta que quede doradito, sacamos y reservamos.

 En el mismo aceite refreimos la cebolla muy picadita y los cuatros dientes de ajo, pelados y sin picar, simplemente dándoles y golpe seco con la parte plana del cuchillo, que queden un poco abiertos. La idea es refreir y no pochar, por lo que el fuego debe estar medio-alto; raspad un poco el fondo en este momento para que se suelte lo que se ha adherido cuando marcamos la carne.

Cuando veamos que la cebolla y el ajo están refrititos, añadimos el pimiento rojo y el verde muy picaditos, seguimos dejando que se refría todo junto y picamos la zanahoria pequeñita, la añadimos; cuando veamos que todo el conjunto lleva un rato haciéndose añadimos los clavos de olor y la media lata de tomate, dejamos que se haga el tomate un ratito y volvemos a meter el rabo, damos unas vueltas para que se impregne bien y agregamos una cucharada generosa de pimentón, el vino blanco, las dos hojas de laurel previamente lavadas y el azafrán o colorante, removemos y añadimos agua hasta casi cubrir la carne.

Cuando rompa a hervir añadimos la pastilla de carne desmenuzada y bajamos la llama un poco, lo dejamos a fuego medio y debe cocinarse durante dos horas y media. Deciros que cada cuarto de hora o veinte minutos yo iba dándoles la vuelta a los trozos de rabo y que a la hora y media de cocción aproximadamente tuve que añadir de nuevo agua casi hasta cubrir porque se quedó muy seco y la carne seguía aún dura.



Aquí tenéis el resultado final, con unas patatas fritas está de muerte o bien con una ensalada verde. Deciros que es el típico guiso que está mejor de un día para otro.

2 comentarios:

  1. umm, yo el momento canne sabes que no, pero desde luego tiene una pinta...

    ResponderEliminar
  2. Ya lo sé Anita, es la pena, que ya sabes que en eso somos opuestas, :), pero vamos que estaba de muerte y el momento chuperreteo de hueso es impagable, jejeje. En breve voy a subir una recetilla que seguro te va a gustar.

    ResponderEliminar